THE IRISHMAN

2019, Estados Unidos.

Director: Martin Scorsese

Guion: Steven Zaillian | Basada en la novela de Charles Brandt

Tribeka Productions| Sikelia Productions | Winkler Films | Netflix

Biográfica| Crimen | Drama

iris.jpg

IT’S SCORSESE BITCH!

Hace mas de 20 años que Martin Scorsese se asoció con Robert De Niro y Joe Pesci para su épico drama de mafiosos, Casino (1995). Ahora, gracias en parte al milagro de la tecnología digital de envejecimiento, el trío septuagenario se ha reunido para otra historia de crimen y política que abarca varias décadas. The Irishman combina la adrenalina episódica de GoodFellas (1990) con una melancolía implacable. Adaptada por uno de los guionistas de Gangs of New York (2002), Steven Zaillian, del libro I Heard You Paint Houses de Charles Brandt y en parte basado en conversaciones con el verdadero Frank Sheeran (De Niro), quien murió en 2003, narra la vida y los tiempos de un veterano de la Segunda Guerra Mundial convertido en asesino a sueldo cuya historia se entrelaza con la del famoso jefe de los Teamsters (Hermandad Internacional de Camioneros) Jimmy Hoffa (Pacino).

yea.jpg

Impulsada por Netflix, y con un registro de tres horas y media, pareciera que The Irishman está hecha a la medida para el público televisivo de Netflix, así que prepárate para no levantarte del sillón en un buen rato. La energía con la que Scorsese conduce este laberinto te transportará inmediatamente a recordar cintas como las de El Padrino. Y es que sí, The Irishmen está a ese nivel. Simplemente es una joya.

iris3

La primera escena es siempre importante, en ella conocemos a Frank en sus 80 años, decrépito y cansado, su monólogo interno confesándonos su historia mientras mira hacia atrás en su vida con una mezcla de orgullo y arrepentimiento. Con la boca baja, la barbilla levantada y los ojos azules mirando al frente, De Niro nos lleva a través de los años salvajes de Frank, desde los eventos traumáticos de la guerra, hasta una reunión casual con el jefe del crimen de Russell Bufalino (Joe Pesci), descrito por Frank como “el resto de mi vida” y una introducción a Jimmy Hoffa:

“En los años 50, era tan grande como Elvis; en los años 60, él era los Beatles” – Frank Sheeran

iris6

Todo esto se enmarca dentro de un viaje por carretera de 1975 desde Pensilvania a Michigan, con las esposas parando a fumar sus cigarrillos y flashbacks en los que la sangre se salpica fotogénicamente en las paredes y las caras, es por eso que Frank dice que pinta casas. Las pinta de sangre.

En cuanto a Pesci, (cómo no recordarlo en su papel de ladrón de Mi Pobre Angelito) adopta una actuación efectiva en todo momento, navegando a través de la niebla de los eventos disputados, sus ojos a menudo ocultos detrás de sus lentes hacen de su personaje el tesoro oculto de la cinta.

iris8

Durante el transcurso del film, varios personajes se presentan con titulares en pantalla que detallan sus nombres y la hora de su muerte, algunos naturales y otros mucho más violentos. El diálogo frecuentemente divertido del guion de Zaillian está lleno de slangs italianos e irlandeses, pero también brilla con la actriz Anna Paquin, que interpreta a la hija mayor de Frank, Peggy, haciendo golpes emocionales no verbales que cortan en dos a su padre hasta la médula. Peggy va y viene como un fantasma, claramente consciente de que su padre es tan culpable como Judas.

iris9

A medida que la historia se barajea durante seis décadas, es de aplaudir el trabajo de edición que logra que las transiciones parezcan completamente orgánicas. Aplausos también para el diseño de producción y de vestuario ya que se aseguraron que cada marco tenga un sentido claro del tiempo y lugar. Y es que a pesar de todos los flashback y flashforwards, The Irishman rara vez parece desarticulada o fracturada, mas bien es como una tormenta eléctrica que solo se comienza a desintegrar a medida que el ritmo avanza hasta el acto final.

En cuanto a los efectos faciales regenerativos, muy debatidos, en su mayor parte son impresionantemente discretos. Realmente no se notan. Solo los misteriosos ojos azules de De Niro distraen más que cualquier trabajo de efectos visuales en su rostro.

Hoffa desapareció el 30 de julio de 1975 y no dejó rastro; Los rumores se han apoderado desde entonces, y la película, que respalda las afirmaciones hechas por Brandt, en su libro, etiqueta a Frank como el asesino de Hoffa. Ya sea que creas o no esta historia, la claridad con la que Scorsese traza los eventos de ese día es tan tranquila y tan implacable que de alguna manera no se rinde ante ellos como un vuelo de fantasía, sino como la reconstrucción de una verdad establecida. Tal es el método de la película: paciente, sereno y genialmente manteniendo un ritmo sombrío, como un cortejo fúnebre.

iris10

Y de repente se toca el tema de los Kennedy. La película fomenta pensamientos oscuros sobre el crimen organizado y sus vínculos con el homicidio del político. Frank está presente cuando Hoffa ordena que la bandera estadounidense, que vuela a media asta después de la muerte de John F. Kennedy, sea puesta de vuelta al tope en la sede de los Teamsters.

iris11

Incluso después de ser visitado por el FBI y negándose confesar qué pasó con Hoffa, su negativa hace creer que lo hace por el bien de los hijos de Hoffa. Tampoco expresará remordimiento a un sacerdote. Frank está claramente obsesionado por el acto, y especialmente arrepentido por haber incluso hablado por teléfono con la viuda de Hoffa para decirle que su marido pronto aparecería.

iris4

Veintiocho años después de asesinar a Hoffa, Frank deja abierta la puerta de su habitación en su última noche.  Los últimos 5 minutos de la película explican todo:

  1. La foto de su hija y Jimmy. Estas 2 personas son las que más ama. Le recuerda cómo los perdió a los dos. Frank mató a su mejor amigo y perdió a su hija después de que ella entendió que lo hizo.
  2. La puerta entreabierta 1 minuto antes del final. Jimmy solía dejar que la puerta de su habitación se abriera porque confiaba en Frank. Frank rompió la confianza y, como resultado, nunca más pudo hablar con su hija. Esta puerta representa la confianza y muestra que la confianza nunca debe romperse. La confianza es aún más importante que el amor porque sin confianza no puede haber amor verdadero.

Hagas lo que hagas, asegúrate de verla. Películas como esta no aparecen con demasiada frecuencia, y esta es una odisea tan perfecta que dudo que veamos estas leyendas juntas de nuevo. Es agridulce, pero si esta fuera la despedida de Scorsese, De Niro, Pacino y Pesci, estamos ante una gran obra maestra de nuestros tiempos.

iris7

CALIFICACIÓN: 🌕🌕🌕🌕🌕

Trivia: Martin Scorsese ha predicho que debido al éxito del proceso de eliminación del envejecimiento utilizado ampliamente en su película, la necesidad de maquillaje en el futuro puede reducirse drásticamente. Para los tres protagonistas en sus setenta, el director había insistido en que no hubiera sustitutos, ni pantalla verde, ni captura de imagen. El de-ageing fue lo que finalmente decidió, un proceso que se ejecutó de una manera que nunca antes se había hecho.

Martin Scorsese ha dicho que no podía conseguir que un estudio de Hollywood respaldara su épica película de la mafia, alegando que ya nadie estaba interesado en hacer una película con él y Robert De Niro. Afortunadamente, el CEO de Netflix, Ted Sarandos, finalmente apoyó la producción con un presupuesto propuesto de $160 millones de dólares y la película finalmente recibió luz verde.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s